RenuvaSkin FSR

En el mundo actual el deseo de verse y sentirse bien aumenta día a día. El RenuvaSkin® FSR le da esa oportunidad, El FSR te ofrece la terapia de luz roja sin ningún tipo de molestia. El dosel se puede mover con facilidad, debido a un con ruedas que le permite ser colocado donde sea necesario. La cubierta se puede utilizar para los tratamientos en área específicas ya que así le permite centrarse en un área determinada de su cuerpo. Las características físicas lo convierten en un excelente adición en cualquier lugar, ya sea para un salón de bronceado o tu propio hogar, el FSR es un gran opción. Empieza y contacta uno de nuestros representantes de ventas hoy a las SalesPA@welproma.com!

Uso del RenuvaSkin® FSR:

Para maximizar los beneficios de esta terapia se sugiere hacer cuatro sesiones de 15 minutos a la semana, durante 4 semanas, y luego otras dos sesiones de 15 minutos a la semana durante 2 semanas para finalmente continuar con 15 minutos una vez a la semana para conservar los efectos. Esto creará una reducción notable en la apariencia de líneas finas, arrugas, manchas, tamaño de los poros, textura de la piel, patas de gallo y acelera cualquier proceso de curación de la piel. Es una preocupación creciente de mucha personas, el mantener una piel joven y más sana todos los días. No debe ser una molestia conseguir el aspecto joven y vibrante que usted se merece. Para verse y sentirse más joven. El RenuvaSkin® es la respuesta!

Característica del RenuvaSkin® FSR:

  • 24 lámparas de colágeno de alto rendimiento
  • Conveniente altura regulable
  • Rejuvenece el área de la cara y el pecho, y se puede utilizar de la cabeza a los pies para el tratamiento de la zona enfocada
  • Salida estándar de 110v para facilitar el uso de plug-n-play

Testimonio

“Este tratamiento es muy agradable, la sesión dura 15 minutos y ofrece una sensación de bienestar. Después de las primeras sesiones, se registraron mejoras en mi piel, se hizo suave y más tersa. Después de una docena de sesiones, las manchas marrones en mis manos y pecho se fueron desvaneciendo. Después de una veintena de sesiones, mi piel cambió por completo, se hizo más suave y más firme con una tez más brillante. Mis arrugas son menos visibles, y las manchas marrones en mis manos y la frente han desaparecido. La cicatriz de mi cesárea es mucho menos evidente y se mezcla bien. En cuanto a las imágenes la mejora es visible en el pecho, la frente y en especial el cutis, mi piel luce más saludable y vibrante. Estoy encantada con los resultados.”